Historia del e-commerce: cómo nació el comercio electrónico

Si tienes un negocio, sabes lo fundamental que es contar con una tienda online para que tu empresa sea rentable. Con la llegada de internet y la constante innovación en la industria del comercio electrónico, la necesidad de tener un local físico para vender un producto o servicio quedó en el pasado. La venta digital se ha instalado tanto en los últimos años, que hoy en día hasta las plataformas de social media (Instagram y Facebook) han incorporado un espacio para  la venta de productos directamente en su plataforma.

Si tienes un negocio, sabes lo fundamental que es contar con una tienda online para que tu empresa sea rentable. Con la llegada de internet y la constante innovación en la industria del comercio electrónico, la necesidad de tener un local físico para vender un producto o servicio quedó en el pasado. La venta digital se ha instalado tanto en los últimos años, que hoy en día hasta las plataformas de social media (Instagram y Facebook) han incorporado un espacio para  la venta de productos directamente en su plataforma.  

 

¿Quieres saber cómo fue el recorrido tecnológico hasta llegar a lo que conocemos hoy en día como “e-commerce”? Sigue leyendo para conocer la historia y evolución del comercio electrónico. 

 

Antecedentes del comercio electrónico 

Podemos decir que la precursora del comercio electrónico y la primera actividad comercial que abrió el juego a la diversificación de canales fue la venta por catálogo. A fines del siglo XX, en los Estados Unidos, esta práctica cobra popularidad, y muchos vendedores comienzan a enviar a los domicilios de potenciales clientes catálogos de productos con imágenes, precios y descripciones atractivas. Esto era beneficioso tanto para los comerciantes como para los compradores. Ya que cualquier persona podía acceder a los productos sin necesidad de acudir a una tienda física o centro comercial, ni de interactuar con un vendedor. Con la llegada del teléfono y las primeras tarjetas de crédito, este modelo de compra-venta creció aún más. 

 

Cabe destacar que en la década de 1970 aparece el intercambio de datos electrónicos (EDI), lo que permitió a muchas empresas realizar facturas y transacciones financieras de manera electrónica, mejorando la gestión del negocio y su competitividad en el mercado. 

 

Si bien la venta por catálogo funcionaba bien, hay otro antecedente que potenció aún más la compra de forma remota: el Teleshopping. Fue en los años ‘80 cuando la televisión se volvió una herramienta fundamental para la venta de productos y/o servicios. Este canal le permitía a los consumidores obtener una imagen más realista sobre lo que se estaba vendiendo, podían comprarlo en el momento con su tarjeta de crédito llamando al número que aparecía en la pantalla, y recibirlo en sus hogares a los pocos días.  

 

La llegada de internet y la creación del primer e-commerce 

Con la creación de la World Wide Web en los ‘90, la historia del e-commerce abrió un nuevo capítulo. Internet estandarizó el comercio electrónico y convirtió la venta digital en algo cotidiano tanto para empresas como consumidores. 

La creación de las primeras páginas web les permitió a los comerciantes dar a conocer sus marcas a nuevos usuarios con recursos nunca antes imaginados. Las empresas podían mostrar sus productos y/o servicios con diferentes diseños y jerarquías de texto, contenidos audiovisuales y otras ventajas que ayudaban a aumentar sus ventas a nivel global. 

 

Además, en esa época la tecnología detrás de la “vidriera” que era la tienda online también había evolucionado. El correo electrónico fue fundamental para la comunicación entre empresas y consumidores, además de herramientas de facturación electrónica para la automatización del proceso de compra y la gestión del cobro. 

 

En 1995 nacen las dos compañías más relevantes en el mundo del comercio electrónico: eBay y Amazon. Y tres años después entra en el juego PayPal, fundamental para el desarrollo del pago electrónico en dichas plataformas. 

 

Para el cambio de siglo, el comercio electrónico se estaba expandiendo a niveles inimaginables. En 2001 Amazon lanza su e-commerce mobile, y con la llegada de la Web 2.0 en 2005, las plataformas se convirtieron más interactivas y “amigables” para el consumidor. 

 

Hoy, con la innovación de la Web 3.0, las constantes actualizaciones de software y optimizaciones UX, el e-commerce es una de las plataformas más importantes del comercio electrónico. La posibilidad de poder acceder desde cualquier dispositivo móvil a una tienda online y la sencillez del proceso de compra significa un gran porcentaje de las ventas anuales de muchas empresas.  

Esto no quita que los comerciantes tengan todo resuelto. Cada cambio en las plataformas y en  el comportamiento del consumidor significan nuevos desafíos que deben enfrentar con tecnología. Por suerte para muchos, en Gtd contamos con herramientas que pueden ayudar a superar esos retos.Descubre nuestras soluciones digitales para la gestión del negocio aquí. 

 

¿Te ha gustado este artículo? 

¡Síguenos en redes sociales para más novedades tecnológicas!