Estrategias SEO y SEM: ¿Cuál es la mejor?

Los términos SEO y SEM se pueden escuchar en muchas conversaciones dentro del área de marketing digital de una empresa o en una charla entre emprendedores. Si tú no las usas con tanta frecuencia, pero te interesa comprender de qué se tratan estas estrategias, en qué se diferencian y para qué sirve cada una, continúa leyendo. En este artículo te lo explicamos.

¿Qué es el SEO?

Las siglas “SEO” representan el término en inglés Search Engine Optimization, lo que sería en español la optimización en motores de búsqueda (o buscadores). Esto refiere a todas las estrategias que uno puede utilizar para posicionar su contenido en los primeros resultados de Google.

En otro artículo hemos hablado de la historia de los buscadores, cómo fue que nació el PageRank de Google y cómo éste clasifica el contenido que aparece en sus resultados de búsqueda. Optimizar tu sitio web, tienda online o blog de marca es fundamental para que la plataforma lo reconozca como relevante y te muestre más arriba en el ranking.

Algunos factores que no deben faltar a la hora de optimizar tu sitio son: velocidad en la carga de tu sitio, buena experiencia de navegación para el usuario, contenido relevante y que le aporte valor al usuario que visita la página, keywords con alto volumen de búsqueda en los textos y descripciones.

¿Qué es el SEM?

Por otro lado tenemos las siglas “SEM”, que refieren al término Search Engine Marketing, o marketing en motores de búsquedas en español. A diferencia del SEO, que tiene como cimientos una buena optimización del contenido, los resultados de las estrategias de SEM se basan directamente en la cantidad de dinero invertida.

Pautar anuncios en la página de resultados de Google es sumamente efectivo para las marcas, porque es justamente el lugar a donde van los usuarios que tienen intención de comprar su producto (o alguno de la categoría). Las campañas de Google Ads se realizan a partir de palabras claves. Esto quiere decir que si tu negocio vende pasajes de avión, querrás contratar keywords como “pasajes baratos” para aparecer en los primeros resultados de esa búsqueda.

¿Cuál es la mejor estrategia?

La pregunta del millón a la hora de querer iniciar una campaña de marketing digital. ¿Cuál es la mejor estrategia para obtener resultados? Antes de responder, es importante entender que existen dos grandes diferencias entre las estrategias de SEO y SEM.

Una es el costo. En las estrategias de SEM el anunciante debe invertir de manera frecuente (por cada clic que se realiza en un anuncio o campaña), mientras que en SEO se necesita solo de un presupuesto inicial.

La segunda diferencia (y la más importante) es el tiempo para ver resultados. En SEM, los resultados son visibles a corto plazo. El anunciante crea el anuncio con las keywords relevantes y al cabo de un par de clics, ya se podrá ver en los resultados de Google. Al contrario, en SEO, los efectos de la optimización podrán verse a mediano o largo plazo. Las tácticas se aplican de manera más orgánica. Uno no puede realizar la optimización de una sola vez, es algo constante. Solo de esa manera Google podrá reconocer el contenido como relevante y empezará a posicionarlo mejor en su ranking.

Volviendo a la pregunta inicial, ¿cuál es la mejor estrategia? ¿SEO o SEM? La respuesta varía dependiendo de tus objetivos. Si lo que quieres lograr es visibilidad inmediata, entonces nuestra recomendación es que utilices una estrategia SEM. Pero si lo que buscas es generar tráfico orgánico y posicionar tu sitio en el Top 3 de posiciones en Google, también necesitarás tácticas SEO. La clave está en utilizar ambos métodos cada vez que sea posible. Son estrategias que se complementan y potencian cuando se aplican a la vez.

¿Te ha gustado este artículo?
¡Síguenos en redes sociales para más novedades tecnológicas!