Origen y evolución de los buscadores de internet

Si quieres buscar algo en internet, ya sea una receta, un televisor o el nombre de una canción, seguramente antes de llegar a la página web de cocina, electrónica o música en cuestión, primero lo buscaste en Google.

Ese poder es el que tienen los buscadores de internet. Le facilitan al usuario la búsqueda de datos de forma rápida y simple, y le dan exposición a los comerciantes sobre su contenido o producto entre los usuarios realmente interesados en consumirlo.

Cuesta imaginar cómo se navegaba internet y se buscaba información antes de los motores de búsqueda, ¿no? Te invitamos a conocer en este artículo la historia de los buscadores de internet, desde la creación de la World Wide Web hasta el desarrollo de Google.

¿Cuál fue el primer buscador de la historia de internet?

Antes de adentrarnos en la historia de los buscadores, cabe destacar el trabajo que hizo Tim Breners-Lee, padre de la World Wide Web (1989). Fue quien construyó el primer navegador web del mundo y desarrolló el lenguaje HTML, fundamental para crear páginas web. Con el tiempo, las URL de esas páginas formarían parte de directorios que le permitirían al usuario navegar a través de diferentes categorías. Algo parecido a un buscador, ¿no?

Ahora sí, contestando la pregunta del título, los primeros buscadores desarrollados en 1993

fueron Wandex, W3 Catalog (“Jughead” originalmente) y Aliweb, pero no fueron tan exitosos ya que en ese entonces los usuarios preferían continuar navegando a través de los directorios, listas y catálogos. Un año después surgió WebCrawler, lo que hoy se considera el primer motor de búsqueda en internet utilizado a gran escala. A diferencia de los anteriores, este fue el primer buscador en indexar todo el contenido de las páginas web, lo que permitía que cada palabra y frase pudiera ser buscada.

El recorrido hasta el nacimiento de Google

En 1995 nace Yahoo!. Si bien al comienzo era un directorio más, su crecimiento fue tan grande que sus creadores, Jerry Yang y David Filo, le tuvieron que agregar un sistema de búsqueda. Fue así como se convirtió en el Yahoo! que todos conocimos, líder de la categoría hasta la llegada de Google más adelante y su venta en 2017.

Al año siguiente, Robin Li (creador de Baidu, el buscador de internet más grande de China) creó RankDex, un sistema que clasifica la importancia de las páginas web en los resultados de búsqueda. Si te suena conocida esta lógica, es porque el “PageRank” de Google funciona de forma parecida. Este sistema fue la base del algoritmo de clasificación que utilizan todos los motores de búsqueda en la actualidad.

En 1996 llegó Ask.com (originalmente Ask Jeeves), destacándose entre los buscadores por ser el primero en responder preguntas de los usuarios de forma natural. A diferencia de los demás, en donde se precisaba ingresar palabras claves para obtener resultados relevantes, este sistema extraía automáticamente esas keywords de la frase o pregunta que ingresaba el usuario.

Casi al mismo tiempo, Sergey Brin y Larry Page comenzaban a desarrollar un algoritmo para la búsqueda de datos llamado BackRub. En 1997, este proyecto se convertiría en Google. Su creación fue realmente innovadora, no solo por su interfaz clara y sencilla, sino por su tecnología mencionada anteriormente: PageRank. Además de ofrecer resultados relevantes, el usuario recibía las páginas ordenadas por importancia. El ranking se realiza en función de la estrategia de SEO de cada sitio web, siguiendo distintos parámetros de confianza y popularidad.

Si bien Google ya se posicionaba como un monstruo en la búsqueda de clasificación de datos, en 1998 apareció MSN Search (lo que hoy conocemos como Bing). Ha cambiado de marca y de calidad muchas veces a lo largo de los años, lo que le ha costado prestigio y confiabilidad, pero hoy Bing sigue vigente, sirviendo como motor interno de búsquedas de otros buscadores.

Con la llegada del nuevo milenio, Google lanzó Google AdWords, lo que le dio aún más fuerza en el terreno de los buscadores, monetizando su espacio para anunciantes que quisieran encontrar su público objetivo. Otro gran avance para el monstruo de Larry Page fue implementar la búsqueda semántica en su motor de búsqueda. Siendo sinceros, la historia de los buscadores hasta el día de hoy se escribe en singular, con Google a la cabeza y todos los avances tecnológicos y de marketing digital que fue desarrollando en el camino. Pero eso lo dejamos para otro artículo. ¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en redes sociales para más novedades tecnológicas!